Sigue resquebrajándose la plantilla del DIF en Cozumel

14449790_1293293467368771_552807230874730910_n-copiarCOZUMEL.- Sigue resquebrajándose la plantilla del Desarrollo Integral de la Familia (DIF). Se ventilaron renuncias dentro de esa instancia, una habría sido la coordinadora del Centro Vive del DIF, además de las directoras de Proyectos y la de Imagen. Todo indica que resulta insoportable trabajar con Gladys Tun Pech, hermana de la alcaldesa que ahora gozan de su año ocho meses de fama.

No paran las renuncias en este “gobierno del cambio”. Un cambio que para los que votaron por la actual alcaldesa ha significado una frustración por su incapacidad y sobre todo por dejar de manifiesto presidir un gobierno autoritario.

Trascendió de manera extraoficial la separación del cargo de Dessire San Román, una funcionaria que tenía a su cargo la dirección del Centro Vive del DIF municipal, una institución sobre la cual Derechos Humanos del Estado abrió una investigación semanas atrás, ante la denuncia por pretender cobrar con dinero en efectivo o por medio de pago en especie el apoyo sicológico que se brinda en esta institución.

Por supuesto en el ayuntamiento no hay información de ninguna índole, por esa razón nadie ha admitido oficialmente lo anterior, así como tampoco la renuncia de Rosalba Esquivel, directora de Proyectos del DIF municipal, de quien se maneja que dejó el cargo que apenas hace unas cuantas semanas le había sido conferido.

De igual manera se dio a conocer que Sandra González, directora de Imagen, también decidió separarse por motivos desconocidos.
Presuntamente estas renuncias habrían sido originadas porque ya no estaban a gusto con la forma de trabajar en la institución, donde impera un autoritarismo total, donde los funcionarios tienen que poner dinero de su bolsa para gastos.

Estas no serían las únicas renuncias en el DIF que es evidenciado por no tener rumbo, una presidente capaz, porque en ese cargo está Gladys Tun Pech, que recibió el cargo no por tener la capacidad, sino por ser simplemente hermana de la alcaldesa, así de simple, le dieron trabajo con sueldo bien remunerado.

Hay recordar que la primera renuncia fue de Fidelia Rejón Romero, exdirectora de dicho organismo quien según tomó la decisión tras sostener una discusión con Gladys Tun Pech, hermana de la alcaldesa, las Tun Pech creen que el ayuntamiento se administra como su pescadería y coctelería, donde pueden hacer y deshacer a su antojo.

Fuente: Por Esto!

You may also like...

Deja un comentario