SCT, nicho de corrupción

img_1453103828_ba9dd3328c02524de5b8CHETUMAL.- Una vez más es señalado de corrupción el Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Quintana Roo. El director de la Unidad de Servicios Técnicos, Felipe Puc Hernández, aprovecha su cargo para lucrar con los contratos de obra pública, al obligar a las empresas ganadoras de licitaciones a contratar a la empresa Control de Calidad en Obras Viales S. A. de C. V., la cual está a nombre de su hija, Daffry Alicia Puc Gómez.
Entre las funciones de Felipe Puc como director de la Unidad de Servicios Técnicos se encuentra la de evaluar a los laboratorios de control de calidad y ver que las obras se construyan con materiales que cumplan con las normas de calidad de la SCT.
Es por ello que, aprovechándose de su posición, obliga a las empresas ganadoras de licitaciones a contratar al laboratorio de su hija para hacer los trabajos de control de calidad. Si las empresas no acceden y deciden contratar a otro laboratorio, les pone trabas argumentando que las obras no cumplen con los controles de calidad y comienzan a tener problemas en la SCT.
Al obligar a las empresas a contratar el laboratorio de su hija, Felipe Puc viola la Ley de Responsabilidad de los Servidores Públicos, la cual en su artículo 47 fracción XIII señala que todo funcionario público no debe intervenir en cualquier asunto en el que tenga “interés personal, familiar o de negocios”, incluyendo aquellos en los que se encuentran parientes consanguíneos hasta el cuarto grado.
Sobre la empresa Control de Calidad en Obras Viales S. A. de C. V., es necesario mencionar que se conformó hace exactamente un año, en enero del 2015. En el acta constitutiva en poder de este periódico se indica que pertenece a una sociedad entre Daffry Alicia Puc Gómez y Felyssa Guadalupe Mena Borja.
Entre la documentación que se aportó para la constitución de la empresa aparece una credencial de elector en la que se observa que el domicilio de Daffry Alicia Puc Gómez es el mismo que el de su padre, Felipe Puc Hernández, ubicado sobre la calle Tikal número 161, en la colonia Fovissste de la ciudad de Chetumal.
De acuerdo con el acta constitutiva la empresa, no sólo se dedica a hacer trabajos de control de calidad y verificación de materiales según las normas de la SCT, sino que también está facultada para hacer obra pública carretera, portuaria, obra civil y todo tipo de infraestructura urbana.
Empresarios consultados por este medio informativo explicaron, además, cómo desde la oficina de Felipe Puc se tienen amañadas las licitaciones.
Las fuentes solicitaron se omita su nombre por temor a tener problemas en el centro SCT de Quintana Roo, ya que les podrían dejar de dar contratos de obra en represalia.
Una de las personas consultadas señala que a pesar de que muchas empresas locales han manifestado falta de obras y que las licitaciones son ganadas en su gran mayoría por foráneas, Calidad en Obras Viales S. A. de C. V., recién creada con un capital de 500 mil pesos, no ha enfrentado ninguno de esos problemas, porque ya sean foráneas o locales, Felipe Puc obliga a las constructoras a contratar a la empresa que está a nombre de su hija, quien tiene 29 años.
El problema, además de que es un acto de corrupción, es que el laboratorio a nombre de Daffry Puc Gómez no tiene la capacidad para realizar pruebas de calidad, y eso ya ha quedado en evidencia en algunos tramos que son de nueva creación y que tienen afectaciones por falta de un laboratorio confiable.
Tal es el caso el de la modernización de la Vía a Corta a Mérida, que en un tramo cercano a la comunidad de Nuevo Israel ya se presentaron levantamientos y fracturas de la cinta asfáltica, de lo cual se dará cuenta en una posterior entrega.

Fuente: Por Esto!

You may also like...

Deja un comentario