Necesario otro recorte al Presupuesto

img_1453537263_43c92bf1c0a9fba7d3a9MEXICO, D.F., (EL UNIVERSAL).- De continuar la baja de los precios del petróleo, México debería considerar hacer un mayor ajuste al gasto en el mediano plazo, advirtió el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.
Estableció que si bien la reciente caída de los petroprecios tendrá un efecto limitado en las finanzas públicas del Gobierno Federal en este año, ya que se cuenta con la cobertura petrolera, el riesgo está en que se prolongue dicha caída.
“Si el shock de precios del petróleo se torna persistente, elevaría el esfuerzo de la consolidación fiscal en el mediano plazo”, advirtió.
Dijo que se prevé que México siga recuperándose a un ritmo moderado, gracias a la vigorosa demanda interna privada y los efectos de contagio de la fortaleza económica de Estados Unidos.
La depreciación del peso y el abaratamiento de los precios de la electricidad debieran estimular la producción de manufacturas y las exportaciones, estimó.
“México, América Central y el Caribe se benefician del fortalecimiento de la economía de Estados Unidos y, en la mayoría de los casos, del abaratamiento del petróleo”, destacó.
Werner escribió en su blog sobre América Latina y el Caribe: ajustándose a una realidad más dura, que el marcado descenso de los precios de las materias primas (como el petróleo) ha sido de entre 30% y 50% en relación a su valor máximo dependiendo del país de la región.
Lo anterior, señaló, ya provocó pérdidas significativas en los ingresos por exportación en dichos países por alrededor de 200 mil millones de dólares en las siete economías consideradas, es decir Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela.
Sin embargo, dijo que el tamaño de los shocks de los términos de intercambio en relación con el de esas economías (menos de % del PIB en el caso de Argentina, Brasil y México en el 2015/2016) no es suficiente para explicar la gravedad de la contracción sufrida por algunas de ellas.
Recordó que la proyección del FMI de crecimiento negativo de 0.3% para América Latina en el 2016, está determinada principalmente por cuatro países (Argentina, Brasil, Ecuador y Venezuela), ya que la caída de los precios de las materias primas, combinada con desequilibrios macroeconómicos y distorsiones microeconómicas, ha dado lugar a fuertes retrocesos de la inversión privada.
En días pasado el FMI ajustó en dos puntos porcentuales las expectativas de crecimiento para México al quedar en 2.6% y para el 2017 de 2.9%, según la actualización de las perspectivas de la economía mundial (WEO).

Fuente: Por Esto!

You may also like...

Deja un comentario