En riesgo de perder su principal fuente de sustento, “gracias” al gasolinazo

vendedores-guatemaltecosCHETUMAL.- Más de mil familias de exrefugiados guatemaltecos pertenecientes a la comunidad de Maya Balam, en el municipio Bacalar, están en riesgo de perder su principal fuente de sustento, después de que incrementara de 9 mil a 13 mil pesos el flete con el cual llevan sus productos para vender en el norte del estado.

Esto fue dado a conocer por el presidente de la Unión de Campesinos y Grupos Agropecuarios en Bacalar, César González, quien dijo que este severo incremento de 4 mil pesos en sus gastos de transporte es culpa de los gasolinazos que se han estado padeciendo desde el año pasado, pero sobre todo del mega-gasolinazo que se tuvo empezando el 2017 y que elevó el precio de los carburantes hasta en un 20 por ciento.

El entrevistado explicó que Maya Balam es una comunidad conformada por más de mil familias de exrefugiados guatemaltecos, que basan su principal fuente de sustento en la venta de los productos que cosechan, los cuales distribuyen todas las mañanas a diferentes ciudades de la entidad, como Chetumal, Bacalar, Playa del Carmen y Cancún.

Sostuvo que ésta es la principal actividad económica de Maya Balam y para muchos es la única que les ayuda a llevar unos cuantos pesos a sus casa, por lo que el aumento de casi 50 por ciento en el flete que pagan para transportar sus productos es un duro golpe que pone en riesgo este humilde trabajo.

“Nosotros pagábamos 9 mil pesos para el camión que nos lleva hasta Cancún a vender nuestros productos, el cual sale todas las mañanas con entre 9 y 12 pobladores que son los que llevan toda su mercancía y la de los demás. Con las alzas de la gasolina, y con la más reciente que se tuvo en este año, ahora estamos pagando 13 mil pesos por el flete, lo cual es grave porque las familias ya no están sacando ganancias, ya que no venden lo suficiente y porque además de tener este fuerte gasto la gente les regatea el producto, y ni siquiera pueden subirle de precio porque luego no se los quieren comprar y les quieren pagar cantidades muy bajas”, comentó César González.

Indicó que éste no fue su único incremento, sino que el transporte a la ciudad de Chetumal también tuvo un aumento de 20 pesos, ya que el pasaje pasó de 50 a 70 pesos.

“Es más lo que gastan las familias que lo que venden, y creo que para poder transportar nuestro recurso a la ciudad de Cancún necesitamos subirle el precio, pero al subirle ya nadie lo compra, y por eso los de Maya Balam ya no están saliendo tanto hasta ese lugar, prefieren llegar más cerca como Chetumal y Bacalar. Si esto sigue así yo creo que en un tiempo cercano la gente de la comunidad dejará de llegar a Cancún para vender, y esto afectará a las familias que viven de ello”, concluyó César González.

Por Esto!

You may also like...

Deja un comentario