El fiestón del secretario

1234_juan-vergara_620x350Cancun.- Con zapatos blancos, pantalón oscuro y playera polo también blanca, el secretario charla con sus amigos en el campo de golf. Lleva una gorra roja en la mano. No le hace falta ponérsela: a su lado, un hombre alto y flaco sostiene una sombrilla para que al ministro no le importune el sol del Club de Golf de Puerto Cancún, en Quintana Roo. La sombrilla tiene el logotipo de la asociación profesional de golfistas estadounidense, PGA por sus siglas en inglés.

Aquello parecería un torneo de élite, a no ser porque el funcionario y sus invitados han decidido no caminar los 18 hoyos: alineados para iniciar el juego, veinticinco carritos de golf en perfecto estado aguardan a los participantes que llegan, abrazan al del cumpleaños y ríen a carcajadas.

Eso sólo fue en el día.

Por la noche, un salón del hotel JW Marriot se decoró con gran lujo para recibir a aproximadamente 500 personas que conmemoraron al secretario, y bailaron y cantaron con el ambientazo del grupo Matute, uno de los más cotizados de la actualidad.

A los invitados les recogían el teléfono celular antes de entrar. Nadie quería evidencias de lo que sucedía ahí dentro, en el colofón del sábado de juerga que se organizó el secretario de Planeación y Finanzas del estado de Quintana Roo, Juan Melquiades Vergara Fernández, al que a las 11:04pm se incorporó el nuevo gobernador de la entidad, Carlos Joaquín González, postulado por la alianza PAN-PRD.

La invitación que recibieron los convidados era doble.

Con el número 50 cruzado por dos palos de golf y un cuervo de perfil —al funcionario le apodan como este pájaro—, la primera convocatoria era para el torneo este sábado 10 de diciembre a las 9 de la mañana, en Puerto Cancún, “Salida Pre Escopetazo. Formato Medal Play 100%”.

La segunda era para la fiesta: “Acompáñame en este momento tan importante en mi vida, eres parte de ello… Juan Vergara”, para el sábado a las 8 de la noche en el JW Marriot de Cancún.

Todo esto me lo confiaron distintas personas que fueron testigos o invitados.

Apenas el 23 de noviembre pasado, Joaquín y Vergara anunciaron que su administración entraba en un plan de austeridad para hacer frente a las carencias financieras que les dejó una deuda de 19 mil millones de pesos contratada por la administración del corrupto ex mandatario priísta Roberto Borge.

Juan Vergara, secretario de Finanzas de Quintana Roo, es dueño del canal México Travel Channel, en alguna época intentó ser alcalde de Huauchinango, Puebla, postulado por el PRI, y recientemente se le vinculó a los escándalos financieros que llevaron a la cárcel al ex gobernador de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat.

Si Vergara es un hombre rico y tiene cómo pagarse este fiestón de 50 años, y su fortuna es legal, no hay delito que perseguir. Si no usó su poderoso cargo para conseguir cosas gratis para su fiesta, no hay denuncia que interponer. Si no recibió de sus invitados regalos que superan lo permitido por la ley, no hay queja. Pero todo eso tendrá que ser investigado exhaustivamente, transparentado y aclarado, porque el fiestón despierta todas las sospechas.

Lo que indudablemente es para reprocharse, lo que exhibe falta de sensibilidad política y tacto, es manejar las finanzas de un estado prácticamente en quiebra, ser la cabeza de un plan de austeridad que afecta gravemente a la población y organizarse un guateque de estas dimensiones.

HISTORIAS DE REPORTERO

You may also like...

Deja un comentario