Ejidatarios exigen pago de seguro catastrófico

15673040_1286491664740916_5850269965069199660_nChetumal.- Respecto a los hechos registrados el día de ayer, en el Municipio de José María Morelos, el Gobierno del Estado informó que a través de la SEDARU ha dado puntual atención al caso de los ejidatarios que reclaman el pago de sus parcelas siniestradas en este 2016.

La SEDARU seguirá intercediendo ante la aseguradora AGROASEMEX, para que se escuche clara y justa la demanda de los comuneros afectados, siempre respetando los acuerdos suscritos y con apego al marco legal, con estas acciones la dependencia refrenda su compromiso con la gente de la zona rural.

El asunto gira en torno a que en agosto de este año los comuneros de diversos ejidos solicitaron a la aseguradora AGROASEMEX el pago del seguro por siniestro de cosecha registrados en sus parcelas, posterior a ello la compañía hizo la valoración correspondiente a los 63 ejidos que sufrieron siniestros, y fue el pasado 14 de diciembre que se dictaminó que procedía el pago de alrededor de 7 mil hectáreas siniestradas, de un seguro que cubre hasta 14 mil 900 hectáreas.

La inconformidad empezó cuando los productores se enteraron que 28 ejidos no recibirían el pago del siniestro de sus milpas, pues solo 35 fueron contemplados  para este beneficio.

Desde el pasado 21 de diciembre ya está en bancos el monto por las casi 7 mil hectáreas siniestradas, que asciende a 10 millones 361 mil 250 pesos, cantidad que no ha sido dispersada a los ejidos autorizados.

Debido a ello los ejidatarios se plantaron a las afueras del palacio municipal de José María Morelos externando su inconformidad con el dictamen de la aseguradora.

En primera instancia fueron recibidos por el presidente municipal José Baladez Chí, quien en todo momento dijo estar de parte de los campesinos y logró contactar un diálogo con Antonio Rico Lomelí, subsecretario de Agricultura de la SEDARU, Joel Espinoza Moreno subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaria de Gobierno y Marco Tulio Herrera, director de siniestros de la SEDARU.

Estos se comprometieron acudir a la cabecera municipal desde la capital del estado en busca de una solución y arribaron poco antes de las 4 de la tarde, la cita fue en la oficina del presidente municipal José Baladez Chí y desde esa hora no salieron sino hasta casi las dos de la madrugada de este martes.

Pues debido al enojo de los ejidatarios y la larga espera sin acuerdo alguno, las cosas se fueron calentando, y ya no fue solo el mitote que se había armado en el ayuntamiento, si no que los enardecidos inconformes “secuestraron” a 3 funcionarios; al presidente municipal,  José Dolores Baladez Chí, al subsecretario de Agricultura, Antonio Rico Lomelí y al subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaria de Gobierno, Joel Espinoza Moreno.

Quienes estuvieron encerrados en el palacio municipal, pues los ejidatarios afirmaban que no los dejarían salir hasta que llegaran a un acuerdo. Fue así que poco después de la 1.30 de la madrugada de este martes se llegó al tan esperado acuerdo, el cual beneficia ambas partes.

Antonio Rico Lomelí, subsecretario de Agricultura de la SEDARU firmó un compromiso para gestionar ante la aseguradora AGROASEMEX15781777_1286490478074368_2881390444233648934_n el pago de mil pesos a cada campesino el próximo viernes 30 de Diciembre, solo así terminó la pesadilla para los tres funcionarios del estado, quienes estuvieron fueron “secuestrados” durante diez horas.

Aunado a ello un grupo de vándalos, empezó a causar destrozos en puertas y ventanas de varias oficinas, e incluso en un momento intentaron prender fuego a las cortinas de la oficina del presidente, y la de tesorería pero por fortuna fueron controlados por otras personas.

Ante esta situación el Gobierno del Estado aseguró que luchará por ellos y con ellos, siempre de su lado, pero sin abusos ni engaños, privilegiando el diálogo para que haya un Quintana Roo parejo para todos, por ello califico este hecho como una postura de presión, que no coadyuva a alcanzar acuerdos.

Es así, que en el proceso de atención y negociación que ha dado a este caso, el Gobierno del Estado, a través de la SEDARU, tuvo un acercamiento con directivos de AGROASEMEX para que explicarán cuales fueron los mecanismos de revisión de las parcelas siniestradas, en base a qué definieron una zona de afectación y de proceder  que redefinan el dictamen hecho.

El Gobierno del Estado reitera que a través de la SEDARU no ha dejado ni dejará de dar atención puntual a este caso para mediar en la búsqueda de una solución en la que prevalezca el respeto a la paz social, a los derechos humanos y en el que se logre un Quintana Roo más justo para todos, con rumbo, orden y en el que haya igualdad de oportunidades para vivir mejor.

Cabe destacar que al lugar llegaron elementos del ministerio público y judicial para dar fe de los hechos, acordonaron el área y no se permite la entrada en la parte alta del palacio municipal para investigar los hechos y ubicar a los responsables de los destrozos y fincar responsabilidades a quien o quienes resulten responsables del daño al patrimonio municipal.

Cabe mencionar que “Del Campo Noticias” trato de comunicarse al departamento de Evaluación y Ajuste de la aseguradora AGROASEMEX, para obtener su versión respecto al su dictamen final, pero el contacto no fue posible debido a que se encuentran de vacaciones.

De igual manera se podría deducir que todo podría ser parte de una revancha política, pues hay datos que señalan que en la subsecretaria de agricultura de la SEDARU existe una cantidad de 4 mil millones de pesos, que nadie sabe dónde están, ni en que se invirtieron o quien se los llevó. Y si hacemos memoria este cargo era ocupado por German Parra, quien también fue presidente municipal de José María Morelos, pero como siempre la última palabra la tiene usted como lector.

You may also like...

Deja un comentario