Compromisos pendientes con la ciudadanía

qroo-702x468CHETUMAL.- Este 15 de febrero iniciará el segundo periodo ordinario de sesiones, y entre las demandas ciudadanas más sentidas se encuentra impulsar un verdadero plan de ahorro y austeridad gubernamental, revertir la ley de verificación vehicular, que los 25 legisladores se eliminen su “dieta” de gasolina y que también presenten su declaración 3 de 3, entre otras cosas.

Asimismo, sigue pendiente la desaparición de la Gran Comisión del Congreso del Estado para dar paso a una Junta de Coordinación Política, siendo esto un compromiso que legisladores de la coalición PAN-PRD hicieron desde tiempos de campaña, e incluso al momento de asumir su curul en el Congreso local, el pasado 3 de septiembre.

Revertir la ley de verificación vehicular y eliminar los llamados verificentros no sólo es una demanda ciudadana, sino que también es un compromiso que hicieron los diputados de la coalición PAN-PRD durante tiempos de campaña electoral, por lo que su legislación en el tema era algo que se esperaba desde los primeros días que asumieron su curul en el Congreso del Estado; sin embargo, es algo que hasta el momento continúa incierto.

Por otro lado, los quintanarroenses también esperan para este nuevo periodo ordinario de sesiones que sus diputados locales impulsen una verdadera ley de ahorro y austeridad gubernamental, que tenga como principal objetivo recortar los sueldazos de los altos funcionarios, incluyendo al gobernador del estado y titulares de dependencias, así como diputados, presidentes municipales y todos aquellos puestos con percepciones salariales cercanas o superiores a los 100 mil pesos mensuales.

El Congreso Nacional Ciudadano plantea que reducir el sueldo de los altos funcionarios generará a los quintanarroenses un ahorro millonario, que bien puede ser destinado para mejorar los servicios y generar obra pública productiva, así como también para apoyar al campo y a los pequeños y medianos empresarios, entre otras acciones que beneficiarán en grande a la entidad.

De la misma manera, la ciudadanía quintanarroense ha pedido a sus 25 diputados se eliminen la insultante y onerosa “dieta” que reciben por concepto de gasolina, la cual asciende a los 20 mil pesos mensuales por legislador, pues se trata de un privilegio que es innecesario y que sólo sirve para costear los lujosos vehículos de los diputados.

Los legisladores locales también tienen pendiente presentar su declaración 3 de 3, la cual ha sido un compromiso del gobernador Carlos Joaquín González, pero a pesar de ello la mayoría no han mostrado interés por cumplir con esta responsabilidad moral, ya que hasta el momento sólo ha sido cumplida por dos diputadas.

Desde que asumieron su curul en el Congreso del Estado, el pasado 3 de septiembre, los diputados panistas Eduardo Martínez Arcila, Mayuli Martínez Simón y Fernando Zelaya Espinoza, así como el diputado perredista Emiliano Ramos Hernández, se comprometieron a desaparecer de inmediato la figura de la Gran Comisión para dar paso a una Junta de Coordinación Política, sin embargo, esto ha quedado en promesas vacías porque hasta la fecha mantienen el control de este organismo, que ha demostrado ser inservible para los quintanarroenses, pues únicamente ha sido empleado para beneficio personal y político de los diputados que lo integran.

Las anteriores son sólo algunas de las propuestas que los quintanarroenses esperan sean incluidas en la agenda legislativa de la XV Legislatura, sobre todo porque la mayoría han sido promesas y compromisos adquiridos por los legisladores de la coalición PAN-PRD.

Por Esto!

You may also like...

Deja un comentario