Aspectos a tener en cuenta en el manejo de la vaca vacía

image577bc904060827-70517852Chetumal.- Este concepto describe el estado de una vaca que ha pasado por un determinado manejo para conseguir una preñez, es decir, que ha sido montada por un toro o se le ha aplicado alguna tecnología reproductiva sin que el proceso resulte efectivo.

Cesar Jiménez, médico veterinario y especialista en sanidad animal, explicó que cuando una vaca apta para la reproducción es servida al toro o es inseminada y no se consigue una preñez o esta es tan corta corta que termina en la reabsorción del embrión o en un aborto, se le puede denominar vacía.

El médico veterinario aclaró que luego del parto, el útero necesita un tiempo para adecuarse o recuperarse para una nueva gestación, en promedio entre 40 o 60 días, en ese tiempo la vaca permanece vacía, pero es un hecho normal y fisiológico.

Según el experto, en el momento en que la vaca permanece vacía por un lapso mayor al mencionado anteriormente es cuando es considerada un “problema” en el hato.

“Lo ideal es que la vaca quede preñada, por lo menos una vez al año y que con esto justifique su presencia en el hato. Su objetivo debe ser: gestar una cría, producir leche o ambas“, recalcó.

Jiménez señaló que la exigencia nutricional de una vaca entre los 30 y 90 días después del parto es mayor porque luego de este suceso el animal empieza a producir leche y este proceso va en aumento hasta alcanzar el pico de lactancia.

Indicó que cuando un animal llega a ese momento en el que produce más leche, eso implica un desgaste muy alto de sus reservas de energía para suplir ese esfuerzo.

De acuerdo con el especialista, si no se acondiciona de manera correcta la nutrición de la vaca para que no solo siga produciendo una buena cantidad de leche, sino para que el resto de su organismo continúe funcionando bien, como por ejemplo el sistema reproductivo o el inmune, ese animal no se logrará preñar fácilmente, y continuará vacío.

Resaltó que entre mejor sea la condición corporal de la vaca, mayores serán las posibilidades de que esta quede preñada.

Por otro lado, el médico veterinario sostuvo que se puede determinar cuándo una vaca está vacía mediante una palpación de acuerdo al estado en el que estén la vagina, el útero y los ovarios.

Cuando al momento de la palpación el experto encuentra un útero pequeño y este se puede “abrazar” con la mano y se alcanza a distinguir la vagina y el cuerpo del útero, estas son señales de que la vaca está vacía.

Contexto Ganadero

You may also like...

Deja un comentario