20 mil millones de pesos más, de deuda en el Estado

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

CHETUMAL.- Quedó consumado el endeudamiento de Quintana Roo con un aumento de 20 mil millones de pesos más, al concretarse la firma de contratos y la disponibilidad financiera con las instituciones bancarias, lo que significa que por los 19 mil 641 millones de pesos que representará el monto principal de la deuda pública refinanciada, el estado se compromete a pagar 37 mil 546 millones de pesos en intereses durante el lapso de 25 años (2017-2041), por lo tanto la deuda pública quedará en 57 mil 167 millones de pesos.

Por la deuda bancaria de largo plazo, que es de 19 mil 141 millones de pesos, el gobierno del estado pagaría 37 mil 52 millones en los términos actuales, que comprendía 20 años con la administración anterior, con el refinanciamiento de Carlos Joaquín se extiende cinco años más dicho plazo (2017-2041) y con ello se pagarán 20 mil millones de pesos más de deuda.

Esta cantidad de intereses representa 20 mil millones de pesos más por sólo estos cinco años de extensión en el pago del adeudo, cantidad que supera los intereses que se iban a pagar por los créditos que dejó la administración pasada con su plazo de 20 años.

Para el estado no habrá ahorro ni reducción del pago de intereses con el refinanciamiento de los créditos bancarios que realizó el gobierno de Carlos Joaquín, porque en la negociación se ha contemplado aumentar al doble la carga de los intereses, de modo que el saldo final de la deuda con los bancos aumentará sustancialmente en 20 mil millones de pesos más. Con este refinanciamiento ya firmado, el gobierno de Carlos Joaquín antepone pagar menos por la deuda pública en la presente administración estatal, pero condena a los posteriores gobiernos a realizar pagos mayores por el servicio de ésta, pues en los últimos años el presupuesto destinado a dicho pago superará los 3 mil millones de pesos por año.

De acuerdo con los datos recabados, desde el pasado 13 de enero de 2017 el secretario de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Juan Melquiades Vergara Fernández, estuvo en la Ciudad de México para firmar los contratos y la disponibilidad financiera con las instituciones bancarias.

Incluso ya le informó a Carlos Joaquín González el refinanciamiento de la deuda pública, quien ya dio el visto bueno, ahora estudia la estrategia del engaño que aplicarán para darla a conocer a la sociedad quintanarroense, la cual se encuentra molesta por el pagos de más impuestos y los gasolinazos.

En tanto, Vergara Fernández se alista para presentar con bombo y platillos “la exitosa gestión” que realizó por la restructuración de la deuda pública de 19 mil 640 millones, pero que en realidad la aumentó 20 mil millones de pesos tan sólo por intereses, con lo que costará aún más al pueblo de Quintana Roo.

Cabe mencionar que la deuda pública de Quintana Roo es un tema del cual el gobierno de Carlos Joaquín González informa sólo lo que le conviene, ocultando los mayores perjuicios que tendrá para las finanzas públicas la reestructuración. Entre los perjuicios se encuentra que el gobierno del estado pasará de afectar de 91 al 100 por ciento las participaciones de ingresos federales, como garantía de pago.

Además, dentro de la reestructura incrementó 478 millones de pesos los conceptos, instrumentos derivados y garantías de pago, cuando éstos deberían estar contemplados en la contratación del mismo y pagados con los intereses.

De igual manera, aunque no existe una corrida financiera que indique el monto total de los intereses que se pagarán dentro de la información publicada con las propuestas de los bancos, la proyección que ha dado Juan Melquiades Vergara Fernández al Congreso del Estado es la de terminar pagando, entre capital e intereses, un total de 57 mil 167 millones de pesos.

De esta manera, no existen los ahorros y beneficios que señaló el gobierno de Carlos Joaquín, que ha intentado engañar a los quintanarroenses en este tema tan delicado que compromete el futuro de Quintana Roo.

Son 5 bancos los que se repartirán el jugoso negocio de los 20 mil millones de pesos de intereses que se incrementan a la deuda del estado como resultado del plan de reestructuración, acción dañina para las finanzas de la entidad que promovió el gobernador Carlos Joaquín González como una medida “benéfica” sólo para su sexenio, pero que repercutirá en una carga mayor para las próximas generaciones de quintanarroenses y sus gobiernos.

En el portal de la Secretaría de Finanzas y Planeación fue publicado el fallo del proceso de licitación del refinanciamiento de la deuda bancaria de largo plazo, que asciende a 19 mil 620 millones de pesos, y son Banobras, Multiva, Banorte, HSBC e Interacciones los bancos que se reparten el jugoso pastel al que ahora le sacarán un total de 37 mil millones de pesos en intereses.

Las entidades bancarias presentaron diversas propuestas variando principalmente los plazos, pero la Sefiplan a cargo de Juan Melquiades Vergara Fernández resolvió que tres créditos se contrataran a 20 años, mientras que dos, los más grandes, serán a 25 años.

Banobras y Multiva son los bancos que acumulan casi 11 mil de los 19 mil millones de la deuda. El nuevo crédito refinanciado con Banobras es de 5 mil 900 millones de pesos y con Multiva de 5 mil 4 millones 665 mil pesos. Ambos tienen un plazo a 25 años y son los que generarán mayores intereses, afectando las finanzas públicas estatales, conforme a la corrida financiera que presentó en su momento la Sefiplan al Congreso del Estado.

El resto de la reestructura de la deuda se divide entre los bancos Banorte, HSBC e Interacciones, con plazo a 20 años. Interacciones tendrá el tercer mayor monto, con 3 mil 656 millones 451 mil pesos; seguido por Banorte, con 3 mil millones de pesos; y finalmente, HSBC, con mil 698 millones 186 mil pesos.

Por Esto!

You may also like...

Deja un comentario