Sentenciado por homicidio culposo

img_1453197877_cfe6b38c9e34e89c18f0CHETUMAL.- Felipe González Hernández, conductor del tráiler cañero que se impactó contra una galera de la comunidad Allende, municipio de Othón P. Blanco, en donde murieron tres personas y varias resultaron lesionadas en febrero del año 2015, fue condenado a 5 años 4 meses y 21 días de prisión por los delitos de homicidio culposo y lesiones culposas.
Además, dentro de la carpeta del juicio oral 37/2015 el juez determinó que el responsable tendrá que reparar el daño, por lo que en el caso de las lesiones de una menor agraviada tendrá que cubrir la cantidad de 74 mil 766.60 pesos, y en cuanto a la muerte de una persona identificada como L.H.R. deberá erogar 344 mil pesos por reparación del daño, además de 4 mil 95 pesos por los gastos funerarios.
Es importante señalar que el Juez dejó a salvo los derechos de Felipe González Hernández para la ejecución de sentencia y reparación del daño por la muerte de W.Z.G. y el menor B.Z.G., debido a que la viuda y madre de las víctimas no compareció en el juicio.
Los hechos que dieron origen a la audiencia anterior se registraron el 15 de febrero de 2015, cuando un camión tipo cañero que conducía Felipe González Hernández de norte a sur sobre el camino nacional Ucum – La Unión, en el tramo Ramonal – Allende, se proyectó contra el inmueble que ocupan las galeras del poblado Allende, lo que provocó la muerte del niño y de los dos adultos antes señalados, además de lesiones a una menor y otras personas que también se encontraban en el sitio.
Por otro lado, vale la pena recordar al amable lector que el fatal accidente se registró cuando Felipe González Hernández, conducía el camión cañero en estado de ebriedad y se impactó contra el albergue donde en esos momentos se encontraban varios cortadores de caña con sus familias.
Al realizar un cambio de dirección a su izquierda para ingresar al poblado Allende, el operador perdió el control del volante y se estrelló contra la galera de los cortadores de caña y arrolló a cinco personas que estaban cocinando para almorzar luego de una ardua jornada de trabajo; las víctimas eran originarias de Santa María Xadani, Oaxaca.
Esa tarde, aproximadamente a las 15:30 horas, Waimer Zaragoza Guerra, de 24 años de edad; el cabo de galera Lamberto Hernández Regalado, de 49; Israel Gómez Santís, de 30, y los menores Brayam Zaragoza Gael, de 3 años, y Victoriana Regalado Jiménez, de 8, estaban preparando sus alimentos en la cocina-comedor de las galeras de Allende.
En su momento los sobrevivientes señalaron que al terminar su jornada laboral se dirigieron a las galeras para preparar sus alimentos y descansar, pero de pronto vieron cómo la mole de acero se dirigía hacia ellos a gran velocidad, por lo que algunos lograron correr para ponerse a salvo.
Sin embargo, Waimer Zaragoza Guerra y Lamberto Hernández Regalado fueron embestidos de frente por el camión cañero de color azul con blanco, y posteriormente aporreados contra la pared de las galeras, por lo que quedaron prensados entre los fierros retorcidos de la pesada unidad, lo que provocó que fallecieran de forma instantánea.
Mientras que el menor Brayam Zaragoza Gael fue golpeado de manera lateral, al igual que Israel Gómez Santís y la niña de 8 años, Victoriana Jiménez Regalado, pero sólo el primero pereció en el lugar; mientras que el segundo en mención sufrió lesiones abrasivas en el hombro, cerca del omóplato y en el codo; en tanto que la menor al parecer sufrió quemaduras de segundo grado en su cuerpo al caerle el aceite quemado que regó la unidad al estrellarse contra la pared.
Los tripulantes del camión también sufrieron lesiones, entre ellos el chofer Felipe González Hernández alias “El Mono”, de 45 años; su copiloto José Rendón Bautista, de 32, y un hombre identificado sólo como “Chepe”; el primero en mención terminó con traumatismo craneoencefálico y heridas abrasivas en todo el cuerpo.

Fuente: Por Esto! Por Ramiro Can

You may also like...

Deja un comentario