El Papa recibió a los príncipes de Mónaco

img_1453180265_0ac6cd34e2fac333bf0eCIUDAD DEL VATICANO, (EFE/AFP).- El Papa Francisco recibió hoy en el Vaticano al príncipe Alberto II y la princesa Charlene de Mónaco, con quienes conversó sobre protección del medioambiente, ayuda humanitaria y acogida de inmigrantes.
Durante la reunión de 20 minutos en el palacio apostólico, donde Francisco recibe a los jefes de Estado y Gobierno, “se han subrayado las buenas relaciones bilaterales existentes y se ha constatado la aportación histórica de la Iglesia Católica a la vida del Principado”, explicó el Vaticano en una nota.
También se han tratado “algunas cuestiones de interés común, como la salvaguardia del ambiente, la ayuda humanitaria y el desarrollo integral de los pueblos” y “diversas problemáticas que interesan a la comunidad internacional como la paz y la seguridad, la acogida de los inmigrantes y la situación general en la región del Mediterráneo y en Oriente Medio”.
Los príncipes iban acompañados de un séquito de seis personas y pero acudieron al Vaticano sin sus hijos, los mellizos Jaime y Gabriela, que celebraron su primer año de edad hace unos días.
La conversación que mantuvieron en inglés con la presencia de un intérprete fue cordial, como se apreció durante la entrega de regalos cuando el príncipe Alberto II al obsequiar al Pontífice con una cesta de productos alimenticios bromeó: “Espero que el queso esté bueno”.
Más seria apareció Charlene, vestida con un abrigo color marfil y velo blanco, color permitido ante el Pontífice para las princesas y reinas católicas, y que se arrodilló al saludar a Francisco.
El Papa regaló a los príncipes de Mónaco la medalla de San Martín de Tours recordando que es la imagen de la ayuda a los pobres y también tenía preparado un peluche y una muñeca para regalar a los mellizos.
“Rezaré especialmente por vuestros hijos”, dijo Francisco al despedirse de los príncipes.
Alberto creó una fundación para proteger el medio ambiente y fomentar el desarrollo sustentable.

Ex contable del Vaticano absuelto de cargos

Un ex jefe contable del Vaticano, monseñor Nunzio Scarano, fue absuelto este lunes de los cargos que pesaban sobre él por un tribunal italiano que lo juzgaba por corrupción e intento de contrabando.
Scarano era el jefe de contabilidad de la APSA, institución que administra el patrimonio del Vaticano, hasta que fue arrestado en junio de 2013 y luego puesto bajo detención domiciliaria.
Estaba acusado de haber intentado repatriar a Italia desde Suiza 20 millones de euros depositados por una rica familia de armadores navales napolitanos, que no tenían el menor control fiscal.
Este lunes, un tribunal de Roma lo absolvió, aunque le infligió una pena de dos años de prisión por calumnias contra otra persona juzgada junto con él.
No obstante, el prelado enfrenta un proceso ante un tribunal de Salerno, su ciudad natal en el Sur de Italia, en el marco de un caso distinto, en el que es acusado de blanqueo de dinero en beneficio de particulares, a través del Instituto para las Obras de la Religión (IOR), el banco del Vaticano.

You may also like...

Deja un comentario