“Peso débil llegó para quedarse”

img_1453104489_de79b0f659e266617eb8CHETUMAL.- El peso débil llegó para quedarse, advirtió el exvicepresidente general del Colegio de Contadores Públicos de Quintana Roo, Luis Alain Matos Argüelles, quien pronosticó que la devaluación del peso ante el dólar será un tema que se mantendrá en este 2016, y aunque a largo plazo se prevé una recuperación de la moneda mexicana, señaló que ésta será lenta y muy ligera.
Para el analista fiscal, el tipo de cambio muy difícilmente volverá a estar por debajo de los 16 pesos por dólar, y de continuar las turbulencias económicas en los próximos meses, especialmente en eventos como las caídas de la bolsa de China y del precio del petróleo, el dólar en México podría alcanzar la barrera de los 20 pesos.
Matos Argüelles señaló que la rápida fluctuación del dólar frente al peso mexicano está superando con creces todos los pronósticos que especialistas habían dado hasta el momento, hecho que pone en riesgo a la economía mexicana debido que en tan sólo quince días, los primeros del 2016, el dólar ha pasado de valer 17 a casi 19 pesos.
Pero además, dijo que el riesgo de una crisis económica será derivado de un problema multifactorial que no sólo incluye la severa devaluación del peso mexicano, sino que también involucra todas las alzas y mayores cargas fiscales que se iniciaron desde el 2014, fecha en que entró en vigor la reforma hacendaria.
“La debilidad económica es un riesgo que se ha observado desde 2015, donde la caída del peso frente al dólar, la inflación, la falta de estímulos fiscales, entre otros factores, han afectado la estructura económica del país, y lamentablemente vemos un Gobierno que sólo se está preocupando en una mayor recaudación a costa del contribuyente y ciudadanía en general”, comentó Matos Argüelles.
Además, agregó que “no sólo se debe pensar en ser eficaz en la recaudación, también se debe mejorar el apartado de deducciones, bajar el cobro del ISR a los asalariados; se necesita ser más eficaz en el ejercicio del gasto para reactivar la economía, los empresarios necesitan un respiro fiscal para que haya más flujo de efectivo en la economía, y que ésto a su vez pueda generar mayores inversiones y mayores empleos. También se tiene que reactivar la inversión en obra pública y que se fiscalicen, como debe ser, estos rubros para lograr que cada peso reactive la economía, de tal manera que no tengamos una inversión virtual, y de tal forma que podamos sobrellevar de la mejor manera posible la caída de nuestra moneda”.
El fiscalista advirtió que de no aplicarse estrategias adecuadas y suficientes que minimicen la afectación que tendrá a corto plazo el tema de la caída del peso ante el dólar, se espera un bajo crecimiento de la economía mexicana para este 2016, donde la inflación impactará a muchos bienes y servicios de la canasta básica, reduciendo con ello el poder adquisitivo de la clase media y sumiendo en mayor pobreza a la clase baja, lo que finalmente se traducirá en una caída de la actividad empresarial o en su defecto un menor crecimiento de ésta.

Fuente: Por Gabriel E. Manzanilla

 

 

You may also like...

Deja un comentario