Confirman brote de derriengue

img_1452941832_b515756f6af140389d3a (1)CHETUMAL.- El presidente del Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria, Albino Enríquez Martínez, confirmó que la muerte del ganado en Caobas fue por derriengue; sin embargo, dijo que el productor afectado nunca vacunó a sus animales y así no se puede hacer nada contra la enfermedad.
Entrevistado durante la entrega de apoyos a pequeños productores ganaderos, destacó que de acuerdo con estudios realizados en los animales que murieron en el ejido Caobas, el resultado fue positivo, pero que eso se debió a un descuido del ganadero pues no le había aplicado vacuna alguna a sus animales.
Incluso dijo que el caso fue atendido por médicos del Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria y de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural (Sedaru), para darle seguimiento al caso.
Enríquez Martínez señaló que es responsabilidad de los ganaderos vacunar a sus animales contra la enfermedad del derriengue para protegerlos, pues el Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria los apoya con asesorías.
Por su parte, el subsecretario de Ganadería, Sergio de la Cruz Osorno, afirmó que se atendió el caso de la muerte de animales por derriengue en el ejido Caobas, pero el resultado de las indagaciones fue que no se les aplicó la vacuna correspondiente.
Cabe destacar que a finales del mes de diciembre de 2015 se registró un nuevo brote de derriengue (rabia paralítica bovina), lo cual acabó con el patrimonio del pequeño productor ganadero Alberto Pérez Guzmán, quien perdió 7 animales en gestación.
Los animales que perecieron presentaron los síntomas del derriengue, es por ello que los productores afirman que ese fue el mal que acabó con su hato. Cada animal tenía alrededor de 320 kilos de peso.
El presidente de la Asociación Ganadera Suroeste de Nicolás Bravo, Gualberto Caamal Ku, afirmó que por la zona ganadera del municipio Othón P. Blanco se tienen problemas con la enfermedad del derriengue, pues en los últimos días se registraron nueve muertes de vacas en dos ranchos de la comunidad de Caobas.
A consecuencia de ésto, en los ranchos de Nicolás Bravo se realizó un barrido para controlar la enfermedad y se aplicaron 200 vacunas en los animales de diferentes productores para protegerlos.
Sin embargo, “en el mes de enero de 2016 esperamos el apoyo del Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria (CEFPP) con los recursos que asigne la Federación, con la finalidad de atender a más ranchos ganaderos y productores afiliados a la Asociación Ganadera”.

Fuente: Por Luis Enrique Tuz

You may also like...

Deja un comentario