Supremo de EU retrasa su decisión, sobre medidas migratorias

img_1452921055_e41ee28e036aab0388beWASHINGTON, EU, (EFE/AP).- El Tribunal Supremo de Estados Unidos pospuso hoy su decisión de tomar en consideración o no el caso de las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama en materia migratoria, una decisión que, tras su fallo, afectará a más de cinco millones de indocumentados en el país.
En caso de aceptar, y tras meses de litigios, la máxima corte pondría fin al debate sobre la legitimidad del mandatario para otorgar alivio migratorio a los jóvenes inmigrantes que llegaron al país siendo niños, así como a los padres de ciudadanos estadounidenses o residentes que estén en situación irregular.
Obama decidió actuar de manera unilateral después de que el Congreso, de mayoría republicana, no accediera a legislar sobre una reforma integral del sistema migratorio, una de sus prioridades desde que se presentara a la Presidencia del país en 2008, pero sus medidas fueron bloqueadas en los tribunales por sus oponentes.
Entretanto, activistas e inmigrantes protestaron frente a la Casa Blanca y a la Corte Suprema para pedir protecciones diversas a inmigrantes no autorizados.
Unas 10 organizaciones con sede en la capital estadounidense pidieron con pancartas ante la Casa Blanca que el Departamento de Seguridad Nacional detenga inmediatamente las deportaciones de guatemaltecos, hondureños y salvadoreños que vienen a Estados Unidos sin documentación, huyendo de la violencia generada por el Crimen Organizado.
Comisionados centroamericanos piden respeto

Los comisionados de los Derechos Humanos de Honduras, El Salvador y Guatemala expresaron hoy su preocupación por las capturas de centenares de migrantes realizadas por Estados Unidos y pidieron al país norteamericano que respete los derechos de estas personas. En una declaración conjunta divulgada en Tegucigalpa, los comisionados centroamericanos exhortaron a Estados Unidos a “respetar el debido proceso y los derechos humanos de los inmigrantes”. Organizaciones defensoras de los inmigrantes llevan semanas protestando en contra de la campaña de redadas masivas desvelada por el diario The Washington Post para deportar a miles de familias de inmigrantes centroamericanos indocumentados.
Los defensores de Honduras (Roberto Herrera), El Salvador (David Morales) y Guatemala (Jorge Eduardo de León) consideran que las medidas realizadas por Estados Unidos pueden “afectar los derechos humanos” de los migrantes y sus familias.
Las detenciones y deportaciones masivas de centroamericanos pueden “atentar” contra los derechos humanos de los migrantes reconocidos en los diferentes instrumentos internacionales d protección de esos derechos, indicaron los comisionados.

Fuente: Por Esto!

You may also like...

Deja un comentario