Último debate de los precandidatos republicanos a la presidencia

descarga (23)Estados Unidos.- El último debate de los precandidatos republicanos a la presidencia confirmó la denuncia del presidente Barack Obama, durante su discurso del estado de la Unión, sobre la retórica apocalíptica y la política de miedo que impulsa la campaña republicana.
A sólo dos semanas de las primarias en Iowa y New Hampshire, se dieron cita en North Charleston, Carolina del Sur, los 7 aspirantes republicanos que permanecen en la carrera electoral: el magnate inmobiliario, Donald Trump, el senador de Florida, Marco Rubio; el senador de Texas, Ted Cruz, el gobernador de Ohio, John Kasich; el gobernador de New Jersey, Chris Christie; el ex gobernador de Florida, Jeb Bush, y el neurocirujano retirado, Ben Carson.
Todos describieron a EU debilitado, que ha perdido el respeto del resto del mundo, bajo amenazas que van desde los terroristas del Ejército Islámico, EI, hasta el crecimiento económico de China, para coincidir en que la nación norteamericana se encuentra al borde de un precipicio donde caerá, si la precandidata demócrata, Hillary Clinton, gana la presidencia.
El debate se caracterizó por sensacionalistas ataques personales y la reiteración de sus reaccionarios y bien maquillados argumentos, con los que tratan de competir como inofensivos y auténticos representantes de la ultraderecha.
Durante el debate se destacaron los exabruptos rebeldes de Trump y Cruz, mientras Rubio y Christie, con posiciones más moderadas, dirigieron sus críticas al presidente Obama y la precandidata, Hillary Clinton, en un desesperado esfuerzo por mejorar su posición en los sondeos. El exgobernador de Florida, Jeb Bush, y el gobernador de Ohio, John Kasich, demostraron su incapacidad para conectarse con unas bases que los sitúan cada vez más lejos en las encuestas. Por su parte, Carson sigue sorprendiendo por el lugar en la preferencia, a pesar del escaso conocimiento que demuestra en temas domésticos e internacionales.
Al acercarse el momento de la designación como candidato a la presidencia, algunos líderes republicanos comienzan a reflexionar sobre lo lejos que ha ido el discurso extremista de Trump y Cruz, los dos precandidatos que lideran las encuestas. Algunos expertos llamaron la atención sobre el contenido de la réplica al discurso de Obama por parte de la gobernadora, Nikki Haley, seguido por gestos de asentimiento del presidente del Congreso, Paul Ryan, que sugieren la existencia de temores compartidos entre demócratas y republicanos moderados, frente la carrera extremista de Trump hacia la Casa Blanca.
En su respuesta, Haley combinó las críticas a Obama con una llamada a las bases republicanas, para que no hagan caso a los “cantos de sirena de las voces más enfadadas”, y se mostró “orgullosa” de ser hija de inmigrantes indios que “llegaron a EU para cumplir el sueño americano”, en obvia critica al discurso de Trump, mientras Ryan asentía con su cabeza.
El presidente del Congreso que acompañó como candidato a vicepresidente a Mitt Romney en las elecciones de 2012, es llamado a convertirse en uno de los principales líderes republicanos. Ryan, notorio por criticar el enfrentamiento legislativo entre partidos, podría dar un inesperado giro al último año de mandato del presidente Obama y mover la balanza legislativa republicana hacia el centro para conservar la mayoría congresional en las elecciones de noviembre.

Fuente: Por Esto!

You may also like...

Deja un comentario