Nuevas rutas de contrabando

img_1452672565_5370dcb8412e328bf421Cancun.- De manera sigilosa, el contrabando de tabaco y licor en Quintana Roo no sólo se ha mantenido sino que además se ha extendido con nuevas rutas, donde el municipio Benito Juárez ha comenzado a aparecer en escena
De acuerdo con la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, Cofepris, Cancún es una de las nuevas rutas que tiene el contrabando de tabaco con escala hacia la Península de Yucatán y al centro del país.
Lo anterior se debe a que Chetumal, la capital del estado, ha tenido que reestructurar la operatividad a raíz del asesinato de Ernesto Alfonso de Miguel, alias “El Español”, caso que aún se encuentra en investigación por parte de la Procuraduría de Justicia.
Dentro de la reestructura se ha descubierto que los cargamentos que entraban por la zona libre de Belice y se estacionaban en Chetumal, ahora han salido del sur del estado para enclavarse en el norte de la entidad.
En este punto, la Cofepris ha detectado que Cancún ha comenzado a recibir esos cargamentos que se traducen en la presencia de 243 marcas de cigarros que entran de manera ilegal a México.
Entre las marcas ilegales que se comercializan en el Caribe mexicano y se transportan a la Península de Yucatán, están After hours, Caesar Park, Casino Royale, Fama, Park Slims, Royals Maiwand, Trotter.
Estas marcas son vendidas en tianguis y expendios principalmente, y las mismas se han sumado a la entrada de licor adulterado que es consumido por centros nocturnos, restaurantes y bares, de acuerdo con información obtenida por la Cofepris.

Las nuevas rutas del contrabando

La venta de tabaco ilegal en México es un problema que crece a bocanadas, dominado por el narcotráfico. De cada 100 cigarros que se consumen en el país, 17 provienen del contrabando y la piratería.
La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) reconoce que el actual modus operandi de las organizaciones criminales hace más difícil detener el flujo de esos cigarros hacia el país, porque anteriormente se hacían grandes decomisos de contenedores en puertos y aeropuertos.
En torno a esto, durante el final del año pasado, se identificó la reestructuración y el cambio de estrategia, donde el contrabando de cigarros en Quintana Roo se convirtió en hormiga y llegó a la zona norte del país.
Conforme el reporte de la Cofepris, el tráfico de cigarros ocurre principalmente en los límites de México con Belice, a través de personas, vehículos particulares y camionetas pequeñas.
Para la dependencia federal, la presencia de tabaco ilegal en México refleja una cadena de suministro controlado por un grupo bien organizado.
Al año ingresan a México 340 millones de cajetillas que no pagan impuestos y que carecen de control sanitario, provocando una pérdida recaudatoria de casi seis mil millones de pesos, y que genera un mayor problema de salud pública, porque en esos cigarros se ha encontrado aserrín, pasto y partículas fecales.
Sobre este aspecto, un estudio de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) identificó que el contrabando de cigarro afecta más al norte del país, alcanzando 32% del mercado.
Son 243 marcas ilícitas provenientes de Paraguay, principalmente; de India, China, Vietnam, Canadá y Estados Unidos.
El gobierno de Guatemala ha denunciado ante Estados Unidos que “Los Zetas” son los responsables del tráfico de tabaco, personas y armas, actividades que representan el 50% de sus operaciones en la región, además de la droga.
Asimismo, la venta de tabaco ilegal en México es un problema que crece como una bocanada de humo, ya que de cada 100 cigarros que se consumen en el país, 17 provienen del contrabando y la piratería.
Al año son introducidas a territorio nacional 340 millones de cajetillas que no pagan impuestos y que carecen de cualquier tipo de control sanitario, lo que ocasiona una pérdida recaudatoria de casi seis mil millones de pesos y genera un mayor problema de salud pública, porque estos cigarros contienen en ocasiones aserrín, pasto e incluso heces fecales.
De acuerdo con un estudio realizado por la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), el cigarro de contrabando capta actualmente el 32.4 por ciento del mercado en la zona norte del país; 25.3 por ciento en el centro; 25.3 por ciento en el Pacífico-centro; 11 por ciento en el sureste; 9.8 por ciento en el noreste y 5.3 por ciento en el Distrito Federal.
Sobre esto, el informe de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) indica que Quintana Roo es el estado del país en donde se han decomisado más cigarros de contrabando en los últimos cuatro años.
Y es que durante este lapso la Cofepris decomisó la increíble cifra de 80 millones 63 mil 376 piezas, por lo que hace suponer que es el lugar de México en donde más se comercializa el tabaco ilegal.

Fuente: Por Esto!

You may also like...

Deja un comentario