Cosecha de pepino, oportunidad de trabajo en zona maya

110116406aa88a9medFELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- El invernadero Hidroponía Maya en el municipio de Felipe Carrillo Puerto se ha convertido en una oportunidad de trabajo para cientos de personas de la zona maya de Quintana Roo, luego de que el sitio permaneció cerrado por varios años.

Trabajadores provenientes de diversas comunidades rurales de Felipe Carrillo Puerto llegan desde temprana hora para la cosecha de pepino, por lo cual les pagan alrededor de 700 pesos semanales, de acuerdo con los propios empleados.

La mano de obra llega procedente de cerca de una decena de localidades rurales, como X-Pichil, Hobompich, Filomeno Mata, entre otros, transportados por camiones de personal contratados por la empresa que se encarga actualmente del lugar.

“Ahora estamos cosechando pepino y es una oportunidad de tener un trabajo, mientras dura la cosecha”, mencionó uno de los trabajadores.

Reactivación
Cabe destacar que fue a mediados de 2015 cuando inició el rescate del complejo agroindustrial, construido en 2001 y que permaneció en el abandono por varios años, después de ser uno de los principales exportadores de chile habanero.

Según se pudo averiguar la empresa Chadafarm es la encargada de hacer producir nuevamente las naves agroindustriales con la producción de pepino inglés.

En su oportunidad, las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural (Sedaru) confirmaron que el Gobierno del Estado realizó el rescate y mantenimiento de algunas de las naves, para que posteriormente pudieran ser rentadas.

Sin embargo, las mismas autoridades de esa dependencia estatal no quisieron dar a conocer los detalles bajo los cuales opera el complejo, por lo que no se pudo conocer si está en calidad de arrendamiento o fue vendido.

En momento, Hidroponía Maya llegó a generar más de mil empleos, además de logró exportar chile habanero y pepino a diferentes ciudades de Europa, Estados Unidos y Canadá.

El lugar tuvo una superficie original de 40 hectáreas, distribuidas en ocho naves de cinco hectáreas cada una, dos naves de empaque, además de módulos de servicio, semillero y sus oficinas administrativas.

Fuente: Benjamín Pat/SIPSE

You may also like...

Deja un comentario