2016 es un año donde se espera una mayor estabilidad climática en Quintana Roo

img_1452248521_073ffd9acd28dca22278CHETUMAL.- Este 2016 es un año donde se espera una mayor estabilidad climática en Quintana Roo, siendo que no se esperan efectos del fenómeno de El Niño.
De acuerdo con el meteorólogo de la Coordinación Estatal de Protección Civil, Jaime Villasano Espejo, aunque por el cambio climático es difícil anticipar cómo se desarrollará este año, dijo que podría normalizarse la temporada de lluvias tras dos años en los que el campo resintió la sequia.
Los efectos de El Niño en 2014
El entrevistado dijo que en 2014 el fenómeno de El Niño estuvo afectando la región debido al sobrecalentamiento del agua superficial ecuatorial, propiciando una temporada fuera de lo normal en materia ciclónica, una sequía más prolongada, la presencia de muchas lluvias extraordinarias dentro de la temporada de lluvias, así como un invierno crudo, con temperaturas muy bajas en el hemisferio norte.
Las secuelas en 2015
Villasano Espejo comentó que para 2015 se presentaron efectos de lo que se señala como El Niño extendido o las secuelas, con lo que se amplió más la sequía, y anomalías en el periodo de lluvias.
“La sequía se extendió hasta septiembre”, cuando normalmente la temporada de lluvias debería iniciar en junio.
El meteorólogo refirió que incluso durante septiembre no se presentaron muchas precipitaciones, hasta que en el mes de octubre la onda tropical número 44, que se asoció a un canal de baja presión que se estacionó sobre la Entidad, tuvo como consecuencia inundaciones en la ciudad de Chetumal.
El experto dijo que no fueron lluvias fuertes, sino lluvias continuas por estacionarse el sistema, que acumularon 600 milímetros.
Asimismo, refirió que las inundaciones se presentaron en gran medida por que la ciudad no tiene la infraestructura hidráulica que necesita.
“La ciudad ha crecido desordenada, mucho trabajo de obra pública atrasado, no adecuado, y esa fue la consecuencia”.
Pronóstico 2016
Para 2016, el meteorólogo de la Coordinación Estatal de Protección Civil espera se normalicen los periodos de lluvias.
Insistió que con el cambio climático es muy difícil pronosticar, pero refirió que se conoce que esta zona es de muchas lluvias y se deben tomar las medidas preventivas para evitar mayor afectación.
“Pudiera ser que tengamos un año normal, no esperamos mayores secuelas del fenómeno de El Niño, estaríamos regresando a estándares normales de la región”.
Jaime Villasano comentó que se esperan algunas lluvias producto de los nortes que se presentarán hasta el mes de marzo, aunque el periodo de secas podría presentarse de febrero a mayo.
Dijo que no se esperaría una ausencia total de lluvias de febrero a junio, aunque a partir de marzo se pronostican altas temperaturas hasta el mes de junio.
Lo anterior porque en junio iniciaría la temporada de lluvias que se extiende hasta el mes de noviembre.

Fuente: Por Esto! Por Miguel Ángel Fernández

You may also like...

Deja un comentario