La bomba H. el arma mas letal

img_1452142128_0cc7cec6cb0753efd066NACIONES UNIDAS, (EFE/AFP/Reuters/AP).- Estados Unidos y Japón solicitaron una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para imponer más sanciones a Corea del Norte tras la cuarta prueba nuclear realizada por esa nación, que ha suscitado la alarma mundial y que hasta desconocía China, principal aliado del régimen de Kim Jong-un.
Al respecto, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas acordó el mismo miércoles preparar medidas adicionales contra Corea del Norte, luego de la cuarta prueba nuclear realizada por este país.
El cuerpo de 15 miembros, del que forma parte China, “condenó enérgicamente” el ensayo nuclear y lo calificó como una “clara amenaza para la paz y la seguridad internacional”.
El embajador uruguayo Elbio Rosselli, quien preside el Consejo este mes, recordó que el organismo había advertido que tomaría “significativas medidas adicionales” si Pyongyang violaba las resoluciones de la ONU realizando pruebas atómicas.
El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, invitó a los miembros del Consejo a “mantener la calma” y aspiró a alcanzar una “respuesta apropiada”, sin dar más precisiones sobre ella.
“Vamos a trabajar con otros en una resolución sobre las sanciones suplementarias”, dijo el embajador británico Matthew Rycroft. Poco antes de que comenzara la reunión del consejo, el secretario general de al ONU, Ban Ki-moon, calificó el ensayo nuclear norcoreano como “profundamente inquietante”, y exigió a ese país que cese inmediatamente esas pruebas.
El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo que si se confirma que efectivamente se ha realizado la prueba, supondría una clara violación de las resoluciones de la ONU, mientras que Estados Unidos adelantó que en ese caso responderá “de manera apropiada”.
La prueba de esta bomba sería más potente que los ensayos nucleares precedentes.
“La primera prueba de bomba de hidrógeno de la República fue realizada con éxito a las 10:00 (01:30 GMT)”, afirmó la televisión oficial norcoreana.
Pyongyang afirma que fue ordenada personalmente por el dirigente norcoreano Kim Jong-un, dos días antes de su cumpleaños.

Reacciones inmediatas

China rechazó con firmeza el ensayo atómico norcoreano, y pidió al régimen de Pyongyang que mantenga su compromiso con la desnuclearización de la península coreana.
La portavoz del Ministerio d Asuntos Exteriores, Hua Chunying, aseguró que “China no sabía nada” con antelación al ensayo.
La Unión Europea abogó por una reacción internacional “fuerte, coordinada y unida”, si se confirma la supuesta prueba nuclear por parte de Pyongyang.
“Continuaremos protegiendo y defendiendo a nuestros aliados en la región, incluida la República de Corea (Corea del Sur), y responderemos apropiadamente a todas y cada una de las provocaciones de Corea del Norte”, dijo hoy el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby.
El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, condenó “enérgicamente” el nuevo ensayo nuclear norcoreano, y aseguró que su país dará una “firme respuesta” ante lo que considera una “grave amenaza” para su seguridad que no va a “tolerar de ninguna manera”.
El ministro británico de Asuntos Exteriores, Philip Hammond, afirmó hoy que, si se confirma, la rueba nuclear de Corea del Norte es una “provocación” qe merece una respuesta “decisiva” de la comunidad internacional.
Corea del Sur “condena enérgicamente a Corea del Norte por llevar a cabo una cuarta prueba nuclear en una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad”, expresó, por su lado, el Ministerio de Exteriores de este país en un comunicado.
Francia, uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, también reclamó “una reacción fuerte de la comunidad internacional”, en lo que aparece claramente como un primer paso para endurecer las sanciones contra el régimen norcoreano.
Mientras, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, pidió a Corea del Norte que se involucre de nuevo en un diálogo con la comunidad internacional y ponga fin a su “comportamiento ilegal y peligroso”.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó hoy que “el ensayo de arma nuclear anunciado por Corea del Norte socava la seguridad regional e internacional y es una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”.
El secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, “reafirmó el compromiso firme de Estados Unidos de defender (a Corea del Sur), que contempla todos los aspectos de la política de disuasión” de que dispone Washington, señaló el Pentágono en un comunicado.

Escepticismo de expertos
El anuncio del ensayo nuclear fue acogido con gran escepticismo por especialistas.
La Casa Blanca rechazó la afirmación norcoreana de que realizó con éxito el primer ensayo de una bomba de hidrógeno al precisar que “los análisis iniciales no son consistentes con la reivindicación de Corea del Norte” de que realizó un ensayo exitoso de una bomba de hidrógeno, dijo el portavoz del ejecutivo estadounidense, Josh Earnst.
“Los datos sismológicos sugieren que la explosión fue considerablemente menos fuerte de lo que se esperaría de un ensayo de bomba H”, declaró por su lado el especialista australiano de política nuclear Crispin Rovere.
“A primera vista –dijo-, parece que llevaron a cabo un ensayo nuclear con éxito pero no lograron realizar la segunda etapa, la de explosión de hidrógeno”.
“Si de verdad fuera una bomba H, los niveles en la escala de Richter (del sismo) tendrían que haber sido cien veces más potentes, hasta llegar a siete o más”, dijo por su parte Bruce Bennett, un experto en defensa de Rand Corporation, que advirtió sin embargo del peligro de radiación en la zona cercana a las instalaciones nucleares.
Las primeras sospechas sobre un nuevo ensayo norcoreano fueron formuladas por sismólogos que detectaron un sismo de magnitud 5,1 cerca del principal emplazamiento de pruebas nucleares de Corea del Norte, en el noreste del país.
La organización responsable de la aplicación del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares, con sede en Viena, declaró haber detectado una actividad sísmica “inhabitual” en Corea del Norte. La mayoría de especialistas estimaban que Pyongyang necesitaba años para desarrollar una bomba termonuclear, pero se mostraban divididos sobre sus capacidades de miniaturizar el arma atómica, etapa decisiva en la producción de ojivas nucleares.
El Gobierno de Estados Unidos afirmó hoy que el “análisis inicial” realizado por sus agencias de inteligencia cuestiona las afirmaciones del régimen de Corea del Norte de que su prueba de una bomba nuclear de hidrógeno ha sido exitosa.

 

You may also like...

Deja un comentario