Afrontan la cuesta de enero

img_1451986492_3becc8068c86845bacdbCHETUMAL.- La llamada cuesta de enero la empiezan a sufrir los ciudadanos de la capital del Estado porque durante las fiestas del año pasado gastaron sus ahorros, por lo que tendrán que buscar nuevos préstamos, así lo señaló el dirigente municipal de la Confederación Revolucionaria Obrera y Campesina (CROC), César Antonio Iuit, quien agregó que lo importante es evitar caer en manos de usureros.
Explicó que los aguinaldos que recibieron los obreros los gastaron desde el momento mismo en que se los entregaron, pues fue un aliciente para pagar deudas y ser sujetos a nuevos créditos, por lo que no les sirvió de mucho.
Asimismo, dijo que luego de recuperarse de las fiestas de Nochebuena, Navidad y Año Nuevo, ahora sus carteras y bolsillos se encuentran sin un solo peso, por lo que no tienen otro recurso que empeñar algunas prendas en las casas de empeño, ya que los televisores no los agarran como garantía.
Sin embargo, alertó a los obreros y campesinos a no caer en manos de los usureros de “esas empresas que prestan poco y cobran mucho”, sino que deben buscar otras opciones para endeudarse, pues de lo contrario tal deuda la arrastrarán todo el año 2016.
Celebró que los combustibles hayan bajado 40 centavos por litro, porque “será un aliviane para los propietarios de vehículos que transportan sus cosechas hasta la capital del Estado para comercializarlas”.
Aunque afirmó que aunque el gas butano, el que utilizan en las casas y puestos de comida, sufrió un incremento, sus agremiados no pueden elevar los costos de los alimentos preparados que ofertan debido a que la mayoría de los ciudadanos se encuentra sufriendo por esta terrible cuesta de enero.
César Antonio Iuit dijo que las ventas entre los agremiados de la CROC en este inicio de año 2016 han sufrido una caída hasta de un 60 por ciento, por lo que tienen que buscar nuevas estrategias para elevar sus ventas. Asimismo, consideró que el pago de los aguinaldos a los burócratas y maestros será una tablita para su salvación.
Por otra parte, al realizar un recorrido por las diferentes casas dedicadas a otorgar préstamos, se pudo apreciar que éstas no han tenido las aglomeraciones de años pasados, pero eso se debe a que la mayoría de los trabajadores se encuentra de vacaciones y no ha sentido los gastos que generan enviar a sus hijos a los colegios.

Fuente: Por Esto!

You may also like...

Deja un comentario